20 September 2017

 
 

 

El Ejército de Salvación responde al terremoto en la ciudad de México, así como continúa asistiendo a Oaxaca y Veracruz

 

Un terremoto de magnitud 7.1 ha causado el colapso de edificios y otras infraestructuras en los alrededores de la Ciudad de México. El epicentro estaba en la frontera entre los estados de Puebla y Morelos, a unos 120 kilómetros de la capital mexicana. El Comandante Territorial del Ejército de Salvación, el Coronel Ricardo Bouzigues, informa que ha habido "un tremendo daño". Se sabe que más de 200 personas han perdido la vida en los temblores, incluyendo por lo menos 26 niños que murieron cuando su escuela se derrumbó. 

 

Las instalaciones del Ejército de Salvación han sido afectadas, todos los oficiales de la sede territorial y los cadetes de la Escuela de Entrenamiento de Oficiales, tienen que ser evacuados debido a los daños estructurales en los edificios. Sin embargo, el Ejército de Salvación está ayudando a las comunidades más gravemente afectadas por el desastre y una evaluación de las necesidades está en marcha.
 
El Hogar Infantil Irma Arellano del Ejército de Salvación en la Ciudad de México fue en gran medida no dañado por el terremoto y se ha convertido en un centro para la respuesta del Ejército de Salvación. Los oficiales, el personal y los voluntarios han participado en la respuesta inmediata, con algunos de los niños residentes participando activamente en la preparación de sándwiches y otros paquetes de alimentos para los primeros socorristas, equipos de rescate y personas que han tenido que abandonar sus hogares.
 

Mexico City earthquake response

La sede y algunos edificios del Cuerpo (iglesia) en todo el área metropolitana de la Ciudad de México se utilizan como centros de recolección para recibir donaciones tales como comida, agua y mantas para su posterior distribución.
 
Esta última respuesta de emergencia se produce cuando tres equipos de oficiales y voluntarios del Ejército de Salvación ya están ayudando con las respuestas de emergencia de desastre después del terremoto del 7 de septiembre en Oaxaca y después de la llegada del huracán Katia en Veracruz. Esto significa que se están buscando otras cantinas, suministros y personal del Ejército de Salvación de los Estados Unidos. El equipo internacional de servicios de emergencia de la iglesia y la caridad, con base en la sede internacional en Londres, Reino Unido, también está preparado para su inmediato despliegue.
 
En Oaxaca, la respuesta de emergencia del Ejército de Salvación se centra en la ciudad de Juchitán, en la costa de Chiapas a 100 km del epicentro del terremoto de 8.1 grados. Se movilizaron dos comedores de emergencia para atender a unas 5.000 personas. La mayoría de estas personas se había convertido instantáneamente sin hogar debido al colapso de sus casas.
 
El Ejército de Salvación sigue apoyando a las personas y familias afectadas, en cooperación con el gobierno y los organismos asociados.
 
Mientras tanto, en Veracruz se desplegó una cantina móvil y dos furgonetas con alimentos, víveres y ropa en respuesta al huracán Katia. Alrededor de 2.000 personas reciben actualmente apoyo con programas de alimentación de emergencia y asesoramiento emocional y espiritual según sea necesario.
 
 
IHQ Communications
Un reporte de International Emergency Services and Mexico Territory